Tu Masaje Tu Carácter

¿Sabes el masaje que te conviene según tu carácter? Saber qué tipo de carácter tienes es de gran ayuda y muy importante si quieres sacarle el mayor provecho o partido posible a tu masaje.

spine-massage

Foto: Valentina Calanche

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Esta relación entre el masaje y el carácter también está íntimamente ligado al tema que abordé en el post relativo al masaje para el alma y ya verás cómo y porqué se entrelazan o tienen que ver temas aparentemente deslindados.

COMENCEMOS POR EL PRINCIPIO

La palabra carácter se deriva del griego Kharasso que significa marca grabada, señal que se esculpe.

Entonces se podría decir que el carácter se esculpe y va quedando grabado en el individuo desde la gestación del niño, las experiencias de la madre, mientras se encuentra en estado de gravidez, afectan al feto lo van esculpiendo y se va formando el carácter. Siendo los años más determinantes desde que nace hasta los 5, en algunos casos ocurre hasta los 8 años. El niño, al enfrentarse a una situación de límite, frente a dos situaciones antagónicas, una de recompensa y una de castigo, le genera ansiedad, ante la perplejidad de señales opuestas, levanta, tarde o temprano, defensas para reducir la ansiedad, reduciendo así, también, la vitalidad de su ser, pudiendo, en casos extremos, levantar trastornos neuróticos.

LAS DEFENSAS

Dependiendo del tipo de defensas que el niño genere, se determinará el carácter. Según esto, el carácter es, pues, la actitud con la que el individuo se enfrenta a la vida, es la manera como el ser se defiende de su entorno de los límites que se le imponen, de las carencias afectivas a la que es sometido desde que nace o, al exceso de atención, castración de sus instintos.En el carácter encuentra su equilibrio.

En la definición de carácter están incluidas las cualidades físicas del individuo, de manera que según sea las defensas psicológicas o emocionales que generan su carácter, de tal manera será su constitución corporal y su musculatura, no sólo se toman en cuenta los aspectos psíquicos y afectivos.

EL CARÁCTER…

Es el conjunto de cualidades físicas, psíquicas y afectivas que condicionan la conducta de cada individuo. Es la condición, índole o naturaleza de alguien que lo distingue de los demás. El carácter debe tener una unidad, debe tener estabilidad (permanencia en la unidad). El carácter como conjunto de rasgos propios de un individuo, se manifiesta en los modos típicos de actuación de cada persona.

Dado que el sentido de la vida se orienta primariamente hacia la búsqueda del placer y el bienestar, éste la estimula, en segundo término se orienta a la huida del dolor, que representa una amenaza a la integridad, una vez que se comprende el carácter, es fácil percibir la naturaleza y significado de la resistencia y bloqueos que opone el individuo.

LOS ESTUDIOSOS

Fromm y Reich, entre otros, abordaron el tema a profundidad. El primero, hace una reflexión muy interesante sobre el tema de la autoridad (de sus padres o cuidadores), afirmando que el carácter es el resultado de la interiorización de la autoridad, donde el individuo se somete a dicha autoridad, tratándose a sí mismo con el mismo rigor y crueldad.

A continuación unas premisas con que defina esta interiorización de la autoridad:

  • "Atravesando el dolor de tu pena encontrarás tu placer y tu felicidad."[1]
  • "Atravesando el umbral de tu debilidad encontrarás tu fuerza."[1]
  • "Atravesando el umbral para sentir tu miedo encontrarás tu seguridad."[1]
  • "Atravesando el umbral para sentir tu soledad encontrarás tu capacidad para tener satisfacción, amor y compañerismo."[1]
  • "Atravesando el umbral para sentir tu desamparo encontrarás la esperanza verdadera y justificada. "[1]
  • "Atravesando el umbral para aceptar las carencias de tu niñez. Encontrarás tu satisfacción en este momento."[1]

REICH Y LA BIOENERGÉTICA

Desde la Bioenergética, la caracterología, como término que acuña el estudio del carácter, según Reich (discípulo de Freud), es la clasificación de los diferentes tipos de carácter que se desarrollan o surgen, según sea la manera que el individuo haya integrado la dualidad premio-castigo; más adelante en su vida, “tendencia-deseo-instintos VS límite-moral-sociedad”.

Es, entonces, la forma de supresión de los impulsos lo que da lugar a los diferentes caracteres, los cuales están determinados en parte por el conflicto entre el impulso y la defensa, que también es el conflicto entre la mente y el cuerpo. Para él, el carácter y la resistencia, desempeñan las mismas funciones: el carácter sirve para evitar el displacer, mantener el equilibrio psíquico, aunque sea neurótico y absorber las energías reprimidas. Por ello, el carácter es la mayor resistencia, es lo que proporciona el equilibrio. Una vez que se comprende el carácter es fácil percibir la naturaleza y significado de la resistencia que opone el individuo.

Por ello la aportación de Reich (1933) permite establecer el puente desde el psicoanálisis a la comprensión de la bioenergética, mediante el estudio de la tensión muscular y el bloqueo energético, uniendo a la psicología con la biología, creando La Estructura Caracterológica (psicológica y somática), que incluye:

  • Armadura Muscular
  • Bloqueo Energético
  • Trastornos Somáticos
  • Naturaleza de la Energía Biológica

HEMOS LLEGADO A LOS TIPOS DE CARÁCTER

De acuerdo cómo se presenten en el individuo los cuatro elementos anteriormente mencionados, ojo, que siempre están presentes más de uno, sólo varía la proporción de cada elemento presente habrá lugar a un carácter diferente. Son cinco y uno de ellos con subdivisiones:

  • Esquizoide
  • Oral
  • Masoquista
  • Psicopático
  • Rígido: Fálico Narcisista o Histérico

Cada uno de los distintos tipos tiene una postura corporal propia, que revelan el tipo de carácter predominante, porque como establece Reich, el conflicto se da cuerpo-mente, esa musculatura del soma guarda las energías reprimidas, en anillos, anillo cervical, anillo pectoral, anillo abdominal, anillo pélvico y el anillo de las extremidades inferiores. Aquí se guarda el cúmulo de energías y se forman los bloqueos, pudiendo ocurrir también en las articulaciones.

Aunque no hay un carácter puro, siempre hay elementos de otros, pero hay uno que predomina. De la postura que observamos y de la entrevista con el cliente podemos descubrir su necesidad somática y en función de eso podemos estructurar un tipo de masaje que le ayudará a liberar los bloqueos energéticos, que le permitirá el libre flujo de la energía, habrá liberación miofascial y elongación de músculos que recompondrán la postura, cosa que evidentemente afecta positivamente la psique.

No es lo mismo, ni se siente igual una persona que va por la vida cabizbajo, con los hombros sueltos y extremidades colgando, que un individuo de que va haciéndose cargo de su cuerpo, mirando al frente, hombros relajados levemente hacia atrás, cabeza y cuello al centro de sus hombros, sobre el pecho.

Este tipo de intervención es lo que se denomina Psicoterapia Corporal o abreviado Psicocorporal: el abordaje de la psique, el alma y finalmente el espíritu, mediante o a través del cuerpo y del movimiento. El conflicto o bloqueo mental que se forma, por la disyuntiva placer-displacer; recompensa-castigo, se traduce en el cuerpo y es por esta vía que nos conectamos con nosotros mismo.

En las próximas entregas iré desgranando lo propio de cada carácter y su terapia correspondiente.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

--

1 Respuestas

Excelente artículo Norma, refleja la profundidad del conocimiento que integras a las sesiones de masajes, altamente recomendables para sumar a nuestro bienestar personal.