recompénsate con un

Masaje Craneosacral
en Barcelona

Durante la Terapia Biodinámica Craneosacral (TBC) nuestros terapeutas sintonizan con el poder sanador del Aliento de Vida (líquido cefalorraquídeo). Tocamos al cliente de forma muy suave y acompasamos nuestra respiración con la del paciente, de forma casi sincronizada.

La presencia neutral y compasiva de nuestros terapeutas proporciona un espacio acogedor y sanador en el que el cliente es bienvenido con la totalidad de su cuerpo, mente y alma. Esto permite el desbloqueo del potencial interno que lleva a la autosanación.

beneficios de la Terapia Biodinámica Craneosacral

Estos son algunos de los beneficios de la TBC:

  • Ayuda a mitigar el cansancio, la apatía, la falta de motivación y la depresión.
  • Mejora los distintos tipos de insomnio.
  • Alivia los estados de ansiedad debidos al estrés.
  • Relaja y calma el dolor de espalda, cuello, caderas, rodillas… De hecho, de cualquier parte del cuerpo.
  • Trata problemas respiratorios y digestivos.
  • Sirve de ayuda para combatir la migraña.
  • Se utiliza como apoyo para mujeres embarazadas, antes y después del parto, así como para bebés recién nacidos.
  • Contribuye a la recuperación de los traumatismos y accidentes.
  • Supone un apoyo físico y emocional para los enfermos terminales.
  • Ofrece alivio en los procesos de duelo.

las sesiones en nuestros centros de masaje

Después de cada sesión, los pacientes se sienten aliviados, liberados, con el cuerpo más ligero y la cabeza despejada. Sin embargo, para lograr cambios significativos y duraderos en el organismo, recomendamos de 6 a 8 sesiones.

La TBC es tan suave y segura que es apropiada para personas de todas las edades, desde ancianos hasta niños y bebés, así como durante el embarazo y post parto, después de una operación, un accidente o en condiciones de fragilidad.

Al tratarse de una terapia global de todo el cuerpo, puede ayudar a las personas con casi cualquier condición, incrementando su vitalidad y permitiendo utilizar sus propios recursos de autocuración. El énfasis del trabajo radica en acompañar a la persona a restablecer su expresión de salud.

principios de aplicación de la TBC

La TBC se basa en el principio de la existencia de una serie de movimientos rítmicos que emergen de los tejidos y fluidos del núcleo del cuerpo y se denominan “las mareas”. Los diferentes ritmos pueden ser percibidos como un movimiento respiratorio sutil en todas las estructuras que componen el sistema craneosacral (encéfalo, médula espinal, líquido cefalorraquídeo, meninges, huesos craneales, pelvis y sacro), e igualmente se transmiten también a todos los órganos, células y tejidos corporales.

La potencia y calidad con que emerge y se transmite este impulso a todo el organismo determina su estado de salud y vitalidad. [1]