La No Tan Sucinta Historia del Masaje

Dada la naturaleza del masaje, él existe desde que apareció el ser humano sobre la faz de la tierra. Pero, ¿cómo ha sido su evolución desde ese momento hasta lo que conocemos hoy en día?

relaxing-massage

Foto: Valentina Calanche

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Tal y como lo mencioné en otro post, el masaje es casi un acto intuitivo en la persona. Al sufrir un golpe o sentir un dolor en alguna parte del cuerpo, automáticamente nos llevamos la mano hacia ese lugar y mediante un movimiento suave manipulamos allí por un rato. Esto con la intención de aliviar y si el dolor no proviene de una lesión fuerte o patología particular, usualmente logramos calmar, esa manipulación suave constituye en sí misma un masaje que podríamos llamar auto-masaje.

También vemos que un niño al sufrir una caída acude hacia su madre o ésta corre hacia el hijo que se cayó e inmediatamente lo consuela mientras le ofrece una caricia suave con sus manos dónde llevó el golpe, esto es un masaje. Si vamos más allá, inclusive los monos también se dan auto-masajes o la madre, mediante la caricia, masajea a su cría. De aquí podemos inferir que inicialmente sus usos eran para el tratamiento terapéutico.

Las Primeras Evidencias

De la utilización del masaje como técnica curativa-sanadora data de los años 1580-1550 a. c., en la Dinastía XVII de Faraones del antiguo Egipto, como lo revela el documento denominado el papiro de Smith, quien fue un egiptólogo norteamericano, que en 1862 compró los fragmentos de dicho documento; allí según Wikipedia, en papiro están escritas las de descripciones “de la cirugía traumática, describe observaciones anatómicas, el examen, el diagnóstico, tratamientos y pronóstico de numerosas heridas con detalles primorosos. Es una compilación de 48 casos de heridas de guerra, con los tratamientos que las víctimas habían recibido”. Allí se describen también los masajes que eran aplicados a los enfermos.

En el 1800 a.C. en la India aparece o se publica el primer libro médico de esa cultura oriental, conocido con el nombre de AyurVeda, es en ésta cultura donde se introducen los términos como fricción y frotamiento como técnicas Masoterapeuticas. Son los indios hinduistas quienes primero hacen mención sobre la existencia de zonas reflejas en el cuerpo, por lo que se intuye que ellos ya para esa época conocían y practicaban la reflexología, podal (pies), manual (manos) y facial (cara), aunque para el momento, todavía esa práctica, no la denominaban como tal. Este nombre aparece a principios del S. XX

Ya en la antigua China cuando surge su medicina tradicional que perdura hasta nuestros días, vemos que a partir del S. X d. C. se sistematiza el uso de la medicina y se vale de distintas herramientas terapéuticas como la Acupuntura, Moxabustión, Masaje, Fitoterapia y el Qigong; pero en 1000 a. C. en el libro Nei Jing, se menciona como una el masaje como un tratamiento o técnica eficaz para aliviar dolencias y los masajistas era uno de los personajes de la sociedad de la época, capacitados para manejar los asuntos médicos.

Los Primero Estudiosos. Los Griegos y los Romanos.

Es en la antigua Grecia por los años 500 a. C. que comienzan aparecer los primeros estudiosos del masaje. Recordemos que los griegos fueron grandes admiradores de la belleza del cuerpo humano, grandes aficionados a la estética, estaban muy pendientes de mantener la buena forma física, ellos fueron los que inventaron los Juegos Olímpicos.

Para la población era muy importante el ejercicio físico, el autor Heródico prescribía ejercicios y masajes a sus pacientes como método terapéutico e Hipócrates en el 450 a. C. escribió sobre el masaje, sus indicaciones y contraindicaciones, el efecto y beneficios del masaje sobre las articulaciones. Recogió en un libro la manera como debían realizarse lo que denominó la fricción, frotación, amasamiento y otras técnicas, también dejó escrito, «un buen terapeuta tiene que dominar la técnica de las fricciones musculares». Es ya desde esa época que se comienza a tener el masaje como una especialidad, se estudia y regula su práctica, lo que perdura hasta nuestros días.

La práctica del masaje en el Imperio Romano y muy específicamente en Roma es una herencia que dejaron los egipcios y los griegos, gracias a los estudiosos y el legado que dejaron a sus discípulos. El médico griego Galeno (199-129 a.C.), llevó el masaje cuando se trasladó a Roma para convertirse en el médico personal de Marco Aurelio. Asclepíades de Bitinia (125-56 a.C.) y junto con Areteo fueron los 3 autores más destacados de la época, todos recomendaban el masaje como terapia preventiva y curativa. Sin embargo fue Galeno el responsable de clasificar el masaje en tres modalidades: firme, suave y moderado. Gracias a ello, consiguió nueve formas de masaje combinando dichas categorías, cada una de ellas con sus propias indicaciones.

La Edad Media

En esta etapa de la evolución del masaje así como de todo lo que se refiere a la medicina y el tratamiento del cuerpo sufrió un estancamiento, debido a la influencia de la iglesia que consideraba todo lo que tuviera que ver con el cuerpo y su abordaje como pecaminoso. Sólo se tomó en cuenta lo que estuviera ligado a los tratamientos de belleza y la estética.

El Renacimiento

A finales del S. XV y principios del S. XVI hay un resurgimiento por el interés por la medicina física y comienza una revisión de todos los tratados que se escribieron antes de la edad media. Surgen nombres como Ambroise Paré en Francia que sigue las indicaciones y clasificaciones de Galeno. En Italia Jerónimo Mercurialis escribe un tratado de medicina sobre la gimnasia y el masaje como excelentes medios terapéuticos.

Más adelante (1660-1742) en Inglaterra utilizaban la cinesiterapia y el masaje terapéutico. Para 1780 ya están disponibles publicaciones médicas chinas con base científica sobre los meridianos, la acupuntura y el masaje. En éste mismo año Tissot publica en París un libro donde la fricción con presión, golpeteo y amasamiento son utilizadas de forma estructurada según las diferentes afecciones.

Todavía en estos tiempos no se utilizaba la palabra masaje para denominar estas técnicas de manipulación, el término se introdujo definitivamente hasta el S. XIX, para ésta época, el avance de la medicina y cirugía es definitivo, comienzan los años de oro del masaje, el ejercicio y las curas hidroterápicas.

siglo Xix, xx, xxi

Esta ha sido la primera parte de la historia del masaje. La segunda parte, donde te contaré la evolución del masaje desde el sigo XIX hasta nuestros días, la puedes encontrar aquí.

También puedes leer más acerca de este tema en la página web de la Fundación Alcalá, fuente bibliográfica principal para la redacción de este post.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

--

1 Respuestas