Las 4 Claves Más Importantes Para Potenciar Tu Masaje
(Como Masoterapeuta)

Existen formas para hacer que la sesión de masoterapia tenga un efecto mucho más significativo a nivel físico, sus beneficios lleguen a capas más profundas de la musculatura, tenga efecto a más largo plazo, donde podemos involucrar activamente al cliente sin sacarlo de su estado de relajación y de paso entrenamos su mente sin que se dé cuenta.

masaje espalda

Foto: Valentina Calanche

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Aun cuando soy una masoterapeuta (masajista) experimentada, diez años en el oficio, para aumentar el bienestar de mi cliente, esa persona que tengo allí en la camilla, quien ha puesto toda su confianza en mí. Pues en honor a eso, siempre estoy en la búsqueda de nuevas técnicas, tanto manuales como con diferentes coadyuvantes como lo son los bambúes, pelotas de percusión y otros, para ofrecerle una experiencia cada vez más renovadora, de bienestar más profundo.

A continuación te presento lo que hasta ahora he descubierto que son las 4 claves mas importantes para lograr una experiencia más significativa para el cliente.

1. Mantenimiento como masajista

Uds. dirán, con tantos años de experiencia ya lo debe saber todo, ¿por qué buscar más? Bueno en primer lugar, me mantengo motivada, activa, investigando, actualizada con los últimas descubrimientos y tendencias en el manejo del músculo, porque también el quehacer humano va cambiando, los entrenamientos van cambiando para optimizar los resultados de los atletas, sean de alta competencia, como sólo aquellos que desean mantenerse en forma, no se entrena igual el cuerpo hoy que hace 20 años, de eso no hay duda.

Igualmente los niveles de estrés, las cargas de trabajo y las situaciones que se enfrentan las personas a diario, no son las mismas, desde mi punto de vista, cada vez es más extremo, en consecuencia el cuerpo y la psique sufren más, por ello debemos investigar, buscar técnicas para que el masaje sea más eficiente, en el momento de la terapia (nivel muscular), si no más allá de la sesión (nivel de la psique).

2. Potenciar el efecto residual

Para lograr un mayor estado de bienestar, profundo y que ese bienestar se mantenga en el tiempo, debe, el masoterapeuta, hacer un breve ejercicio de respiración y arraigo antes de comenzar, así la energía del cliente, sus dolores y tensiones no se alojan en el cuerpo del masajista si no que dicha energía fluye, entonces el terapeuta puede hacer un mejor trabajo, con la fuerza o sutileza que se requiere, la descarga es más limpia, más fluida. Se sabe que el masaje, cualquiera que sea la técnica, tiene un efecto residual, sus efectos duran en el tiempo.

Por otra parte, para lograr un estado de paz mental, tranquilidad emocional que también logren quedar en el cliente por más tiempo, más allá de la camilla, según sea la condición del cuerpo que se trabaja, así como el estado psíquico-emocional, el masaje será más o menos eficiente así como su residualidad y en consecuencia cobre un significado al que el beneficiario siempre pueda acudir al recordarlo.

3. La participación del cliente

He encontrado que hacer al cliente partícipe de su sesión de masaje es muy gratificante para él o ella. Explicarles que lo que les solicito hacer multiplicará los resultados de la terapia, los motiva.

¿Cómo los hago partícipe? Pues según sea la técnica que utilice les pido que visualicen los efectos del masaje, de acuerdo al objetivo del mismo, por ejemplo: si estoy aplicando un drenaje linfático, le pido a la persona que luego de hacer un par de respiraciones profundas, comience a respirar normalmente, tranquila y cómodamente pero una respiración consciente, que no es más que tome conciencia de la función de la respiración, la cual es llevar oxígeno a los pulmones al inspirar y botar dióxido de carbono al expirar, que comience a visualizar ese intercambio gaseoso y la limpieza de la sangre, esto no tarda más de un par de minutos.

Seguidamente en voz muy suave, relajante, acogedora le digo que lo que la mente crea el cuerpo lo cree, entonces a medida que doy inicio a la manipulación comienzo a fomentar una visualización guiada. Voy poco a poco invitando a la persona imaginar en su mente como va respondiendo sus estructuras del sistema linfático, que se imagine clara y vívidamente como mis movimientos van encausando la linfa por todos los canales linfáticos, mientras arrastra todo el desecho celular, llevándose a su paso todas las toxinas cumpliendo con su función dejando todo el cuerpo limpio, la célula lista para recibir los nutrientes que trae la sangre oxigenada.

Estas instrucciones las doy por espacio de 20 minutos más o menos, no abrumo ni atormento al cliente con mi voz, aun cuando, ésta ha de ser siempre suave y cálida, luego lo dejo para que siga haciéndolo a su modo, así le proporciono autonomía.

4. La visualización

Está demostrado científicamente que según sean nuestros pensamientos y las situaciones que imaginemos, tendremos distintas respuestas fisiológicas del organismo, si imaginamos situaciones agradables o recordamos eventos felices se segrega dopamina una sustancia en el cerebro que nos hace sentir bien, contentos, motivados y físicamente nuestros músculos se relajan; si albergamos pensamientos dolorosos, ya sean reales o ficticios, el cerebro segrega la sustancia correspondiente, nos sentimos tristes, melancólicos o apesadumbrados y físicamente hasta llegamos a llorar, si el pensamiento es de una situación que produce temor, inmediatamente podemos sudar o sentir la angustia en el estómago, el corazón efectivamente se acelera, aunque en realidad no esté pasando nada.

No cabe duda entonces, que si visualizamos lo que sabemos que está ocurriendo en el cuerpo, pues potenciamos los efectos de la sesión, la limpieza del organismo es más profunda, pero no sólo eso, sino que la persona, cuando abandone la camilla, ella puede, en cualquier momento, activar o mejorar el desempeño del sistema linfático cuando, en su casa o en su oficina, se tome 15 a 20 minutos y haga esta visualización. Esto ocurre con cualquier otro tipo de terapia con la que se practique estos ejercicios de visualización.

En conclusión

Es importante siempre tener en cuenta que cualquier cosa que se implemente tiene efectos colaterales y estos a su vez producen efectos y así ad infinitum, que termina volviéndose un círculo que en este caso es virtuoso. La consecuencia de más valor para mí es que el cliente deja de ser el sujeto pasivo y se convierte en sujeto activo de su propio masaje, es partícipe de la creación de la experiencia, la carga deja de estar 100% en manos del terapeuta.

El hecho de que el cliente asuma una cuota de responsabilidad de su terapia hace que el momento sea mucho más regocijante, se adueña de su tratamiento y es capaz con su trabajo darle el cariz que desee, lo puede asumir o ver a través del cristal que más lo haga sentir bien. Otro efecto importantísimo es que vamos entrenando al cliente a manejar sus pensamientos evitando así que sus pensamientos lo manejen a él, de esta manera si el cliente se siente atraído a iniciarse en mindfulnes o la meditación, se le hará más fácil porque ya estará entrenado para el abordaje de su mente.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

--