recompénsate con un

Masaje Profundo en Barcelona

El Masaje Profundo es un masaje que trabaja el músculo en profundidad, para contracturas crónicas, dolorosas que afecten la postura corporal.

también conocido como Liberación Miofascial

Al Masaje Profundo también se le conoce como Liberación Miofascial. Aunque el término "miofascial" fue utilizado por primera vez en la literatura médica en la década de 1940, para referirse a síndromes de dolor musculoesquelético y los puntos gatillos, quienes estudiaron a profundidad estos síndromes dolorosos y popularizaron la terminología de liberación miofascial fueron la Osteópata norteamericana Ida Rolf y su discípulo Robert Ward, de allí que también se conozca como Masaje Rolfing.

la técnica del masaje profundo

Para comprender esta técnica debemos saber que es la fascia.

La fascia es un tejido blando cuyo papel es asegurar la sujeción y coherencia del cuerpo humano, desde los músculos y órganos más profundos hasta los músculos medios y más superficiales. Este tejido conjuntivo fibroso está por todo nuestro cuerpo, rodea y envuelve los músculos, órganos, nervios; separándoles y uniéndoles. Al contraerse esta membrana, contrae invariablemente su contenido, cuando es muy fuerte o crónica esta contractura puede hasta acortar un miembro o desbalancear la cadera o los hombros. [1]

Para permitir los movimientos de órganos y músculos, la fascia tiene como característica importante su gran capacidad de estiramiento y movimiento.

La liberación miofascial es una técnica utilizada para tratar las disfunciones del sistema miofascial, contracción o endurecimiento de la membrana o los llamados puntos gatillos, que causan dolor y falta de movilidad. Se trabaja el músculo en profundidad, para contracturas crónicas, dolorosas que afecten la postura corporal.

Indicaciones del masaje profundo o liberación miofascial

  • Contracturas crónicas.
  • Puntos gatillos.
  • Casos de acortamiento de miembros.
  • Pérdida de elasticidad o movilidad.
  • Dolores de cabeza

Protocolo aplicado en nuestros centros de masajes en barcelona

El protocolo comprende 10 sesiones, que pueden oscilar de 60 a 90 minutos, durante un lapso de 10 semanas.

Usualmente a la tercera sesión la terapia va rindiendo sus frutos, el cuerpo comienza a realinearse y las sesiones se tornan menos dolorosas o indoloras dando paso a la relajación profunda.

Dependiendo del caso pudiera resultar una técnica un poco dolorosa hasta que se alcanza el punto de alineamiento del cuerpo.