Categorías
Historia

La No Tan Sucinta Historia del masaje

La No Tan Sucinta Historia del Masaje

Dada la naturaleza del masaje, él existe desde que apareció el ser humano sobre la faz de la tierra. Pero, ¿cómo ha sido su evolución desde ese momento hasta lo que conocemos hoy en día?

relaxing-massage

Foto: Valentina Calanche

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Tal y como lo mencioné en otro post, el masaje es casi un acto intuitivo en la persona. Al sufrir un golpe o sentir un dolor en alguna parte del cuerpo, automáticamente nos llevamos la mano hacia ese lugar y mediante un movimiento suave manipulamos allí por un rato. Esto con la intención de aliviar y si el dolor no proviene de una lesión fuerte o patología particular, usualmente logramos calmar, esa manipulación suave constituye en sí misma un masaje que podríamos llamar auto-masaje.

También vemos que un niño al sufrir una caída acude hacia su madre o ésta corre hacia el hijo que se cayó e inmediatamente lo consuela mientras le ofrece una caricia suave con sus manos dónde llevó el golpe, esto es un masaje. Si vamos más allá, inclusive los monos también se dan auto-masajes o la madre, mediante la caricia, masajea a su cría. De aquí podemos inferir que inicialmente sus usos eran para el tratamiento terapéutico.

Las Primeras Evidencias

De la utilización del masaje como técnica curativa-sanadora data de los años 1580-1550 a. c., en la Dinastía XVII de Faraones del antiguo Egipto, como lo revela el documento denominado el papiro de Smith, quien fue un egiptólogo norteamericano, que en 1862 compró los fragmentos de dicho documento; allí según Wikipedia, en papiro están escritas las de descripciones “de la cirugía traumática, describe observaciones anatómicas, el examen, el diagnóstico, tratamientos y pronóstico de numerosas heridas con detalles primorosos. Es una compilación de 48 casos de heridas de guerra, con los tratamientos que las víctimas habían recibido”. Allí se describen también los masajes que eran aplicados a los enfermos.

En el 1800 a.C. en la India aparece o se publica el primer libro médico de esa cultura oriental, conocido con el nombre de AyurVeda, es en ésta cultura donde se introducen los términos como fricción y frotamiento como técnicas Masoterapeuticas. Son los indios hinduistas quienes primero hacen mención sobre la existencia de zonas reflejas en el cuerpo, por lo que se intuye que ellos ya para esa época conocían y practicaban la reflexología, podal (pies), manual (manos) y facial (cara), aunque para el momento, todavía esa práctica, no la denominaban como tal. Este nombre aparece a principios del S. XX

Ya en la antigua China cuando surge su medicina tradicional que perdura hasta nuestros días, vemos que a partir del S. X d. C. se sistematiza el uso de la medicina y se vale de distintas herramientas terapéuticas como la Acupuntura, Moxabustión, Masaje, Fitoterapia y el Qigong; pero en 1000 a. C. en el libro Nei Jing, se menciona como una el masaje como un tratamiento o técnica eficaz para aliviar dolencias y los masajistas era uno de los personajes de la sociedad de la época, capacitados para manejar los asuntos médicos.

Los Primero Estudiosos. Los Griegos y los Romanos.

Es en la antigua Grecia por los años 500 a. C. que comienzan aparecer los primeros estudiosos del masaje. Recordemos que los griegos fueron grandes admiradores de la belleza del cuerpo humano, grandes aficionados a la estética, estaban muy pendientes de mantener la buena forma física, ellos fueron los que inventaron los Juegos Olímpicos.

Para la población era muy importante el ejercicio físico, el autor Heródico prescribía ejercicios y masajes a sus pacientes como método terapéutico e Hipócrates en el 450 a. C. escribió sobre el masaje, sus indicaciones y contraindicaciones, el efecto y beneficios del masaje sobre las articulaciones. Recogió en un libro la manera como debían realizarse lo que denominó la fricción, frotación, amasamiento y otras técnicas, también dejó escrito, «un buen terapeuta tiene que dominar la técnica de las fricciones musculares». Es ya desde esa época que se comienza a tener el masaje como una especialidad, se estudia y regula su práctica, lo que perdura hasta nuestros días.

La práctica del masaje en el Imperio Romano y muy específicamente en Roma es una herencia que dejaron los egipcios y los griegos, gracias a los estudiosos y el legado que dejaron a sus discípulos. El médico griego Galeno (199-129 a.C.), llevó el masaje cuando se trasladó a Roma para convertirse en el médico personal de Marco Aurelio. Asclepíades de Bitinia (125-56 a.C.) y junto con Areteo fueron los 3 autores más destacados de la época, todos recomendaban el masaje como terapia preventiva y curativa. Sin embargo fue Galeno el responsable de clasificar el masaje en tres modalidades: firme, suave y moderado. Gracias a ello, consiguió nueve formas de masaje combinando dichas categorías, cada una de ellas con sus propias indicaciones.

La Edad Media

En esta etapa de la evolución del masaje así como de todo lo que se refiere a la medicina y el tratamiento del cuerpo sufrió un estancamiento, debido a la influencia de la iglesia que consideraba todo lo que tuviera que ver con el cuerpo y su abordaje como pecaminoso. Sólo se tomó en cuenta lo que estuviera ligado a los tratamientos de belleza y la estética.

El Renacimiento

A finales del S. XV y principios del S. XVI hay un resurgimiento por el interés por la medicina física y comienza una revisión de todos los tratados que se escribieron antes de la edad media. Surgen nombres como Ambroise Paré en Francia que sigue las indicaciones y clasificaciones de Galeno. En Italia Jerónimo Mercurialis escribe un tratado de medicina sobre la gimnasia y el masaje como excelentes medios terapéuticos.

Más adelante (1660-1742) en Inglaterra utilizaban la cinesiterapia y el masaje terapéutico. Para 1780 ya están disponibles publicaciones médicas chinas con base científica sobre los meridianos, la acupuntura y el masaje. En éste mismo año Tissot publica en París un libro donde la fricción con presión, golpeteo y amasamiento son utilizadas de forma estructurada según las diferentes afecciones.

Todavía en estos tiempos no se utilizaba la palabra masaje para denominar estas técnicas de manipulación, el término se introdujo definitivamente hasta el S. XIX, para ésta época, el avance de la medicina y cirugía es definitivo, comienzan los años de oro del masaje, el ejercicio y las curas hidroterápicas.

siglo Xix, xx, xxi

Esta ha sido la primera parte de la historia del masaje. La segunda parte, donde te contaré la evolución del masaje desde el sigo XIX hasta nuestros días, la puedes encontrar aquí.

También puedes leer más acerca de este tema en la página web de la Fundación Alcalá, fuente bibliográfica principal para la redacción de este post.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Categorías
Inteligencia Emocional

Desarrollar la inteligencia emocional; descubre este método fácil y poco conocido

Desarrollar la inteligencia emocional; descubre este método fácil y poco conocido

Que la masoterapia puede ser de gran ayuda al momento de la inteligencia emocional es un hecho que mucha gente desconoce y en este post voy a explicar por qué y cómo, pero primero abordemos qué es inteligencia emocional y luego abordaremos qué hace o cuáles son los efectos de la masoterapia (masaje), hecho esto, la respuesta aflorará con toda naturalidad en sus mentes.

neck-massage

Foto: Valentina Calanche

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

¿Qué es exactamente Inteligencia Emocional?

Es la capacidad que tiene el individuo de autorregular sus emociones, que necesariamente implica autoconocimiento, auto aceptación y de éstas dos cualidades anteriores devienen su capacidad de contención; es poder reconocer sus emociones, no dejar que éstas lo modelen y lo manejen si no al revés, poner sus emociones a su servicio, a diferencia de lo que generalmente pasa que es que estamos a merced de ellas. La inteligencia emocional es una fortaleza muy demandada en trabajos en cargos gerenciales, jefes de proyectos, directores de empresas, es decir cargos de liderazgo.

Características de la inteligencia emocional

Nombraré las que creo son más importantes y que mejor definen a este tipo de inteligencia.

  • Empatía. Capacidad de ponerse en los zapatos del otro. Resonar con los sentimientos del otro.
  • Optimismo. Hay un refrán típico de las personas positivas “no hay días malos, hay días de aprendizaje.” Los inconvenientes y las experiencias “malas” no lo son como tal, son oportunidades para aprender y el aprendizaje siempre es positivo.
  • Habilidades sociales. Es poder adaptarse y fluir con diferentes grupos sociales.
  • Contención. Es manejar asertivamente las emociones, utilizarlas para nuestro beneficio personal y del entorno.
  • Autoconocimiento. Previsión y autogestión de las emociones.

Vayamos ahora a la Masoterapia (masaje terapéutico)

Desglosemos un poco la palabra masoterapia, está formada por raíces griegas maza significa masaje y therapeuein significa tratamiento curativo Según Wikipedia, se puede definir como "el uso de distintas técnicas de masaje con fines terapéuticos, esto es, para el tratamiento de enfermedades y lesiones". Es decir, cuidar, atender, aliviar mediante técnicas de masajes. Es, junto con la herbolaria, la primera técnica de sanación que desarrolló la humanidad, inclusive de manera intuitiva. Siendo así su significado, la masoterapia es una técnica manual de carácter curativa-preventiva, la cual después de los estudios de Wilhelm Riech, y Alexander Lowen, psicoterapeutas, estudiosos de la Bioenergética, éste último fundador del Institute for Bioenergetic Analysis a mediados del siglo pasado probaron que utilizándola (la masoterapia), como parte de las técnicas de intervención corporal, dentro del marco de la terapia psicocorporal (psicoterapia corporal), tiene efectos poderosísimos sobre nuestra mente (psique).

Tanto Lowen como Riech basaban su trabajo sobre la premisa que el individuo guarda en el cuerpo los traumas infantiles y adultos, inclusive los que se pudieran haber ocasionado en la etapa embrionaria a través de las experiencias vividas por la madre en gestación y la manera como asumió el embarazo. Es la “memoria muscular”, como lo denominó Riech, la que realiza el registro físico de los conflictos y traumas generando defensas organizadas en siete anillos de tensiones corporales, asociados a los chakras. Para Lowen el organismo de las personas constituye un sistema abierto de energía organizado, en condiciones normales la energía fluye libre y equilibradamente de un polo a otro, pero la acumulación de tensión en distintas partes del cuerpo puede obstaculizar este flujo, generando alteraciones, en la forma como percibe su entorno y en su conducta.

Dicho lo anterior vamos a la masoterapia…

Recordemos siempre que el masaje, dentro del contexto de la psicoterapia corporal, es un elemento o herramienta más, en un conjunto de técnicas utilizadas en la psicoterapia, no es la única, OJO!. Las técnicas de masaje más usadas en la intervención corporal, son el masaje californiano, que de hecho, fue creado específicamente para apoyar la psicoterapia Gestalt a mediados del siglo pasado, por un grupo de psicoterapeutas que se establecieron en California, USA, de allí su nombre y posteriormente con el desarrollo de la psicoterapia corporal o psicocorporal, se comenzó a utilizar el masaje profundo o la técnica de Rolfing.

El masaje, cualquiera que sea la técnica utilizada, el primer efecto que tiene es la conexión que hace la mente del paciente con su propio cuerpo, comienza a reconocer su ser físico, tanto de la superficie, la piel y las sensaciones que le proporciona, así como más a profundidad, músculos, membranas, órganos, éste es el primer paso al autoconocimiento (una de las características de la inteligencia emocional), traspasado este umbral, a medida que la persona hace de la masoterapia un hábito semanal, el paciente, en las sesiones sucesivas, va sensibilizándose, comienza a darse cuenta que además de las sensaciones corporales experimenta emociones. El reconocimiento de sus propias emociones, identificarlas le permite entrar a profundizar en el proceso de autoconocimiento, lo cual hace que pueda asociarlas o conectarlas con experiencias vividas algunas traumáticas u dolorosas y difíciles otras alegres y/o de paz, esta conexión ocurre de manera espontánea y natural, afloran del inconsciente, inclusive la persona reconoce que afloran recuerdos que tenía totalmente bloqueados.

El Masoterapeuta y su rol

El masoterapeuta entrenado, conoce suficientemente el proceso por el que está atravesando su paciente, le ofrece la confidencialidad y contención necesaria así como un espacio cálido, cómodo para llevar las sesiones. En cada sesión, mediante las distintas técnicas de masoterapia, lo alienta sin obligarlo, lo reafirma sin juzgarlo, lo acompaña sin intromisión, le muestra el camino, sus piedras y obstáculos, que los identifique y reconozca como suyos, los pueda hacer a un lado y continuar el trayecto que lo lleva a su autoconocimiento, le permite la auto aceptación plena, que a su vez lo capacita para la autogestión de sus emociones, habiendo desarrollado entonces, el paciente, la inteligencia emocional.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Categorías
Fisioterapia

¿Cómo saber cuando debo ir masoterapeuta o al fisioterapeuta?

¿Cómo saber cuando debo ir masoterapeuta o al fisioterapeuta?

Muchas personas no tienen claro cuando se requieren los servicios de un masoterapeuta (masajista), o cuando deben acudir a un fisioterapeuta (fisio).
Este post tratará de explicar la diferencia entre ambos profesionales y sus ámbitos de acción con el fin de saber a donde dirigirse según la necesidad que haya.

deep-tissue-massage

Foto: Valentina Calanche

Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email

Lo primero que hay que destacar es que estos profesionales tienen muy distinta formación, el fisioterapeuta tiene una formación técnico-universitario, el masoterapeuta tiene una formación técnica.

¿Quién es quién?

El fisio es el brazo ejecutor del tratamiento que indica el médico fisiatra y es el profesional que recupera la movilidad de los miembros luego de operaciones de traumatología. Dependiendo del caso, el fisioterapeuta pudiera requerir del apoyo de los conocimientos del masajista y referir sus pacientes a él. Si existe una lesión que entorpece, dificulta o limita en su totalidad la funcionalidad del miembro, el fisio es el indicado a donde acudir, debe existir una patología para ir a su consulta, para ejercer deben contar con una licencia sanitaria.

En cambio, el masoterapeuta es un profesional de la salud que si bien su formación no es universitaria, si deben obtener una certificación que incluya un mínimo de 250 horas de prácticas supervisadas. El masajista es quien mantiene a tope la tonificación muscular, tiene carácter preventivo. Aquí existen dos campos de aplicación o ramas: la estética y la terapéutica propiamente dicha.

…¿y qué hace cada quién?

El fisioterapeuta tiene como objetivo recuperar el movimiento y la función de los miembros, aquellos que por operaciones quirúrgicas, accidentes o longevidad pierden movilidad y no pueden funcionar adecuadamente, estamos hablando de dedos, pies y manos, rodillas, caderas, codos, hombros, etc.

No hace mucho tiempo el fisioterapeuta estaba reservado a patologías, como lo indiqué al inicio de éste post, sin embargo, con las últimas investigaciones se ha demostrado que el fisio es sumamente útil para la maximización del desempeño en los deportistas de alto rendimiento, han desarrollado lo que se llaman ejercicios funcionales, abriendo una nueva área de trabajo o especialidad para esta profesión.

Coadyuvantes del Fisio

El fisioterapeuta se vale de herramientas y aparatos sofisticados para el máximo beneficio en su trabajo como lo son: la electricidad y del calor profundo además cuenta con ligas, trampolines especiales, pesas, estabilizadores, pelotas especiales de goma y de peso, es decir, una gama de objetos que ayudan a la consecución del objetivo, sin descuidar el movimiento y la repetición que es la base del tratamiento.

¿Hasta cuándo trabaja el fisio?

En ésta área el trabajo está limitado a un número de sesiones, hasta que se recupere el funcionamiento óptimo que se pueda alcanzar, según sea el caso, con excepción del trabajo con atletas de alto rendimiento, aquí el trabajo perdura hasta alcanzar el objetivo del atleta, en cuyo caso una vez obtenido, el trabajo cambia y se orienta al mantenimiento bajando la intensidad del trabajo o inclusive parar del todo por un tiempo prudencial, depende de la actividad deportiva y las condiciones en que se encuentre el sistema músculo-esquelético del atleta.

Campo de acción del masoterapeuta

El masajista trabaja desde otra premisa, su campo de acción es totalmente distinto, su foco es el sistema muscular, la miofibrilla y la fascia muscular en general, todo el cuerpo como una unidad. En la masoterapia se trabaja con pacientes sanos, está contraindicado intervenir a personas con alguna patología de cualquier índole o en procesos postoperatorios, salvo excepciones que veremos más adelante, dado lo amplio del tema lo veremos en otro post.

La estética y el masaje

Desde el punto de vista estético, el masoterapeuta cuenta con técnicas de manipulación fuertes que rompe los depósitos de grasa que dan a la piel su aspecto de “concha de naranja”, es el llamado masaje reductivo y modelador, ayuda a reducir centímetros y da forma al cuerpo y, está el que se aplica en la cara que consiste en una manipulación muy suave que estimula la producción de colágeno y tiene efecto lifting si se aplica con regularidad.

El masaje terapéutico y cuándo aplica

Por otra parte está el aspecto terapéutico, este es un campo mucho más amplio, tanto que lo dejaré para otra oportunidad. Pero, ¿qué debo tomar en cuenta para saber si es competente ir al fisio o si voy al masoterapeuta? Éste se encarga de contracturas musculares, dolores por malas posturas, mantener tonificado el músculo sano, relajar en caso de estrés; para ir al fisio debes tener una lesión o querer mejorar el desempeño funcional de un miembro de tu cuerpo.

DIFERENCIAS

El Trabajo del fisioterapeuta es puntual, trabaja al cuerpo por zonas, de acuerdo a las necesidades que vienen indicadas por el médico fisiatra o por el traumatólogo.

El masoterapeuta trabaja todo el cuerpo, podría enfocarse en una zona, eventualmente, pero su concepción es holística, se trata de una terapia preventiva, de optimización y oxigenación de todo el cuerpo a nivel del tejido y la célula, en general. Se puede incluir dentro de la dinámica de vida, así como hacemos ejercicio regularmente, varias veces a la semana, también es recomendable acudir al masoterapeuta una vez a la semana. Difieren en sus objetivos, el primero repara un sector o miembro para recobrar funcionalidad, el segundo mantiene y optimiza todo un sistema.

  • Efectos colaterales. La fisioterapia no tiene beneficios colaterales, más allá de cumplir con resolver la causa de la solicitud de los servicios. La masoterapia tiene beneficios colaterales de carácter físico: promueve la circulación a las zonas periféricas del cuerpo en consecuencia oxigena y desintoxica el organismo; el efecto colateral emocional consiste en conectar al individuo consigo mismo, reconocer las sensaciones que ocurren en el cuerpo que desatan emociones.
  • Formas de Trabajar. En la fisioterapia se trabaja en y con el movimiento, con ropa deportiva y el contacto del fisioterapeuta con el paciente es muy poco, en la masoterapia se trabaja con el paciente acostado cómodamente en una camilla, sin ropa, muy cubierto por una sábana o manta y el masoterapeuta está en contacto constantemente con él.

Cosas en común

Desde mi punto de vista creo que son más las diferencias que las convergencias y una de éstas es que las dos disciplinas estudian el músculo y su estructura. Ayuda a mejorar la postura del individuo, aunque por vías o tratamientos distintos.

Creo que lo más relevante, en realidad, es la manera en que el paciente se puede beneficiar si ambos terapeutas trabajan en conjunto, el masoterapeuta acondiciona, relaja, tonifica y oxigena el músculo para que éste tenga su mejor desempeño al trabajar con el fisioterapeuta, acelerando así su recuperación.

Zapatero a su zapato

Lo importante es saber identificar cuando necesitamos un masoterapeuta y cuando necesitamos un fisioterapeuta, pareciera que la línea que las separa es muy clara y si, lo es.

Lo que no es muy claro a veces es identificar y catalogar el síntoma que tenemos para decidir a dónde ir; en oportunidades dado al trabajo, malas posturas o inclusive ejercicio excesivo o mal ejecutado sufrimos de contracturas musculares muy fuertes, que nos hacen cojear, o perder movilidad y nos confundimos, lo que nos hace ir al fisioterapeuta o al revés, nos causamos una lesión que por ser leve o por tener un bajo índice al dolor no la consideramos como tal y vamos al masoterapeuta, cuando en realidad ameritamos un fisio, está en la pericia del profesional identificar la situación y en su ética referir al paciente, si no es su área de trabajo, de lo contrario puede empeorar la situación.

En todo caso, si tiene alguna duda, acuda a su médico de cabecera, él o ella sabrá hacer la referencia correspondiente.

Compártelo

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp